martes, 27 de noviembre de 2007

Revelaciones

"Cuando te hablo me dueles tan distante..."

Pablo Neruda

Si tu me mirases a los ojos
y me dijeses con un gesto
que ese Dios al que rindes cuentas
nos ha permitido
amar el milagro de tu rostro revelado,
no habría lluvias en mi ceño
no sembraría espadas en mi respiración entrecortada,
no buscaría estrechar tus costillas
o abrazar mi odio
para borrar las geografías de tu ausencia;
no erraría cazando tus palabras,
no me aborrecería al nombrarte
o al hallarte en mis sospechas.

Si tu me mirases a los ojos,
si tu me mirases sin mirarme
en la cercanía de las puertas,
en los territorios de la duermevela,
sabría que no es un crimen
extrañarte como yo te extraño,
sabría que no es un pecado
amarte como yo te amo.
Que ese Dios
al que yo también rindo afrentas,
no me odia
por esperarte como yo lo hago,
no me castiga
por buscarte como yo lo hago.

Si tu me mirases a los ojos
y me dijeses que somos más
que ese Dios del que somos cuentas,
sabría que hay un milagro,
sabría que al fin puedo descansar,
que tu me velas.

3 comentarios:

Fedra dijo...

wow... admiración total

Anónimo dijo...

Andreita:
Hay tanta belleza en tus palabras como dolor y gritos en tus silencios...Has vivido demasiado rápido las estaciones de la vida y eso es bueno porque le da madurez a la obra pero te deja el sabor amargo de la hojarasca en la boca del alma. Vuela mi dragoncita..sueña...que la tierra tiene tiempo para esperar a las buanas poetas... Te amo...tu fan N. N.

mg dijo...

wow..
words so strong and powerful , yet so gentle and temperate...

you certainly clearly reflected the very "heart" of feelings!

~mg
Denver